Segunda ampliación en 1944

 La segunda ampliación se realizó con la compra de la casa número 19 de la calle Calatrava, contigua al Colegio, por la Superiora de la Comunidad Sor Ángeles Boix Javalones. Fue destinada a albergar cuatro aulas en la planta baja y a dormitorio de internas en la planta alta. La Iglesia actual está edificada sobre ese solar.

Por entonces, el Colegio rebasaba las 800 alumnas.

Tercera ampliación en 1950

La tercera ampliación se inició en abril de 1950 al adquirir, tras reiterados intentos, un solar propiedad del Ayuntamiento, siendo Alcalde de Ciudad Real D. José María Navas y Superiora del Colegio Sor Amparo Hernández Esteban, aunque fue Sor Joaquina Cuesta Arroyo quien continuó y concluyó las obras. Se construyeron tres pabellones de tres pisos cada uno en torno a un patio rectangular de 962 m² rodeado de galerías porticadas. Los tres pabellones fueron denominados con los nombres de Pabellón de San Vicente. Pabellón de Santa Luisa, situado enfrente del anterior, y Pabellón de la Virgen Milagrosa.

La matrícula llegó a las 1.000 alumnas, pues desde el curso académico 1945/46 el Colegio fue autorizado para impartir las enseñanzas de Bachillerato.

Cuarta ampliación entre 1964 y 1969

Comenzó su realización cuando la Compañía de las Hijas de la Caridad compró la casa número 17 de la calle Calatrava. Preparó la adquisición la Superiora Sor Concesa Costilla Labra y la realizó Sor Mercedes Maudes Villán, sucesora de la anterior. La compra del solar y los gastos de las obras de ampliación se sufragaron con la venta de la huerta que la Comunidad poseía en la Ronda de Calatrava, donde actualmente se halla una parte del Campus Universitario.

El conjunto del proyecto estaba formado por la Iglesia, el Gimnasio en el semisótano, el Salón de Actos y el Pabellón de Nuestra Señora de la Merced con la residencia de internas y de la Comunidad en cuya planta 5ª se construyó una terraza con una pequeña piscina para las colegialas.

2c842000fdaaef905c58b3f1e9bf5181 52x50

La nueva Iglesia, con capacidad para más de 1200 personas, sustituyó a la entrañable Capilla que muchos recordaréis y que estaba ubicada donde hoy se encuentra la Sala de Profesores de Primaria y la Biblioteca.

El acta de la bendición relata así el acontecimiento:

El 27 de abril de 1967 fue un día de gozo para nuestro Colegio y para Ciudad Real. El Ilmo. Sr. Obispo de Ciudad Real, D. Juan Hervás Benet, inauguró y bendijo solemnemente la nueva Capilla, con la asistencia de las 700 alumnas mayores que llenaron el coro y la tribuna. La gran nave estuvo ocupada por numerosas Hijas de la Caridad, sacerdotes, madres y padres de familia, antiguas alumnas y gran número de invitados”. 

 

historia 07 300x211La Misa de Bendición fue oficiada por Monseñor Hervás y fueron concelebrantes los canónigos: D. Aurelio Gómez Rico, D. Ángel Vázquez, D. Narciso Martín de Almagro, profesor y capellán del Colegio, y D. José Díaz. Dirigió los cantos D. Antonio Lizcano.

Asimismo aporta datos importantes sobre el proyecto que fue realizado por el Arquitecto D. Jesús García del Castillo y sobre la construcción llevada a cabo por el Maestro de Obras D. Eugenio García del Castillo. Las vidrieras fueron trabajadas en un taller de Segovia y el gran relieve en piedra de la fachada, que representa de forma moderna la huída a Egipto de la Sagrada Familia, fue obra del escultor manchego Joaquín Donaire. Destacan, también, las tallas en madera del Cristo Crucificado, de estilo románico, colocado sobre el altar y las imágenes de la Santísima Virgen y de San José en los lados del Evangelio y de la Epístola respectivamente.

La pureza de líneas, los materiales empleados, su original y austera decoración responden al modelo de Iglesia difundida por el Concilio Vaticano II. De ella se ha dicho, con razón: “todo es espacio, todo es luz y colorido, elevación de espíritu...”. 

El Salón de Actos fue la otra magnífica obra del citado arquitecto y constructor, digna de competir con las mejores salas de espectáculos de la capital de aquella época. Poseía los adelantos técnicos modernos al ser dotado de un proyector de cine de 35 y 16 mm, gran pantalla y amplio escenario. Su aforo superaba los espectadores.

Fue terminado en 1969 y se inauguró con la proyección de la película “El Cristo negro”. Desde entonces ha sido recinto de aquellos inolvidables cine-forum, numerosas representaciones teatrales, recitales poéticos, actos académicos... y, cómo no, nuestras Fiestas Colegiales anuales.

historia 09 300x215

Cambios académicos de la década de los sesenta

La década de los sesenta supuso también importantes cambios académicos:

  • Clasificación como Colegio reconocido de Grado Superior (B.O.E. de 20 de julio de1961)

  • Autorización para impartir las enseñanzas de Bachillerato Laboral Elemental de Modalidad Administrativa a alumnado femenino (O.M. de 9 noviembre de 1965 y B.O.E. de 7 de diciembre de 1965). Este nivel de enseñanza no se llegó a implantar, aunque sí se abrieron dos modernas aulas de Mecanografía y Taquigrafía, obteniendo el título tras superar un examen libre en Madrid.

  • Impartición de todos los niveles de enseñanza, excepto Preuniversitario:

Párvulos y Estudios Primarios Curso de Ingreso al Bachiller con una prueba global Cuatro cursos de Bachiller Elemental que finalizaban con la temida “Reválida de 4º ” Dos cursos de Bachiller Superior que culminaban en la “Reválida de 6º ”y daban acceso a todas las carreras técnicas universitarias.

Los cambios en la sociedad durante la década de los sesenta repercutieron decisivamente en la educación femenina. El Colegio superó las 1.200 alumnas, muchas de las cuales accedieron a Magisterio y a Estudios Universitarios Superiores con gran aprovechamiento: Derecho, Farmacia, Arquitectura, Licenciaturas en Ciencias Químicas, Físicas y Exactas, Licenciaturas en Filosofía y Letras, Música, Ingenierías Técnicas...

El colegio San José y la reforma de los 70

La trayectoria y acogida de su estilo educativo, el crecimiento demográfico o “baby boom” y la ley General de Educación de 1970 abrieron una nueva etapa en la historia del Colegio San José que reestructuró y amplió sus instalaciones y transformó sus enseñanzas:

Quinta ampliación en 1977

El 12 de febrero de 1977 se compra la casa de la calle Audiencia, hoy Elisa Cendreros por iniciativa de la Superiora Sor Natividad Amatriain. En el solar se construyó, bajo la dirección del arquitecto D. José Manuel Pasarón Piñol y la empresa García del Castillo, el moderno Pabellón de la Natividad, dotado de cuatro plantas destinadas exclusivamente a la labor docente y con acceso a la citada calle. Albergó inicialmente a los dos primeros ciclos de EGB.

  • Se adaptó a la reforma con la reestructuración y mejora de los pabellones antiguos: aulas, laboratorios al suprimir el internado, nuevo comedor, “Gran Grupo”, etc.

  • Renovó el plan de estudios de acuerdo con la nueva legislación:

Dos cursos de Preescolar Ocho cursos de Educación General Básica o EGB distribuidos en tres ciclos Tres cursos de Bachillerato Unificado Polivalente o BUP, homologado según el BOE de 27 de agosto de 1975 y adscrito al Instituto Nacional de Bachillerato femenino “Santa María de Alarcos” de Ciudad Real.

  • Accedió al Concierto Educativo en el nivel obligatorio de EGB según O.M. de 3 de diciembre de 1973, llegando a contar con 25 aulas y mil plazas escolares subvencionadas. La cifra total de alumnas llegó a las 1.600 en el curso escolar 1973/74.

  • El 29 de septiembre de 1978 obtuvo la autorización del Ministerio de Educación y Ciencia para impartir el Curso de Orientación Universitaria o COU, en sus dos ramas Ciencias y Letras, siendo sólo femenino.

  • Un año después, 29 de septiembre de 1979, inició un COU mixto y conjunto con el Colegio Nuestra Señora del Prado (Marianistas de ) de Ciudad Real, experiencia muy fructífera que pervivió hasta 1995.

  • Se convirtió en Colegio masculino y femenino en todos los niveles desde el curso escolar 1986/87.